Cabalmente

Pau Donés: definitivamente, el mundo mola

Escrito por . Publicado en Músicas hace 3 semanas.
pau-dones-jarabe-de-palo-portada-somos

Hoy, 9 de junio de 2020, ha muerto Pau Donés. Confieso que he sentido una pena muy dentro. Creo que era un músico interesante, un señor de enjundia. Han pasado ya unas horas desde que me llegó la notificación al móvil. Cae la noche tras la ventana de esta azotea del Tiro de Línea, Sevilla sur. Suena a todo volumen su canción El lado oscuro en mi iTunes: Puede que hayas nacido en la cara buena del mundo. Yo nací en la cara mala, llevo la marca del lado oscuro. Y no me sonrojo si te digo que te quiero. Algo parecido decían Los Enemigos en Complejo, quizá con otras palabras. Y claro, me vienen a la cabeza las veces que me senté frente a él y su Jarabe de Palo. Al menos media docena, como refleja la hemeroteca de mi web personal. Charlas en Madrid, en Sevilla, paliques telefónicos… En tres ocasiones hasta lo saqué en portada, ya veis. Así que voy a recordarlo escribiendo aquí una respuesta de cada una de las entrevistas que hicimos juntos. Leed, leed las cosas que me contaba. Por sus pensamientos –además de sus canciones– lo conoceréis. Como cuando le pregunté que desde qué pueblo de los Pirineos me atendía y me dijo que eso se lo guardaba para él. Talmente el capitán Miller junto al soldado Ryan. Con un par. O esa otra pregunta tocanarices de por qué los artistas tenían la jodía manía de decirle al pueblo a quién debía votar. En fin, sus palabras en mi vieja grabadora de casete. Por ahí tengo las cintas. Lo mismo hice en esta bitácora con Hilario Camacho, Antonio Vega, Manolo Tena o Antonio Flores. Ahora suena La Flaca. Muchos pasan toda una vida persiguiendo ese chispazo. Pero la luz que brilla al doble de intensidad se consume en la mitad de tiempo, decía aquel.

Para el gran público comenzó siendo Juan Perro. No podía ser otro el tipo que cantaba con aires cubanos aquello de Por un beso de la Flaca daría lo que fuera, estribillo contagioso del recopilatorio latino –Duca-2 Music, vol. I– que compró todo hijo de vecino durante el verano del 97. Pues no, no era el alter ego perruno de Santiago Auserón, sino Pau Donés, un mocetón aragonés afincado en Barcelona que contaba entonces 31 palos. De niño tuvo algunos problemas en el colegio, sobre todo cuando decidió depositar con cierta aspereza una guitarra en el tarro de un compañero a modo de sombrero. Pero el chico se tornó aplicado y estudió empresariales. Y se libró de la mili por un defecto de forma en los pies. Hizo sus pinitos como modelo y pasaba el rato escuchando buenas músicas –Bob Marley, por ejemplo–, pese a defender con gallardía su absoluta incultura musical. Y más tarde trabajó como publicista. Y en esas andaba cuando malgrabó unas canciones en una cinta y las envió a las discográficas. Dos de las grandes quisieron escucharle en vivo. De la noche a la mañana formó una banda, actuó en un pequeño local cercano a las Ramblas ante una masa de diez personas, incluyendo amigos, novias y familiares. Meses después, ya tocaba en plazas de toros ante decenas de miles de personas.

 

«La Flaca acabó por ser una canción de verano, lo que no deja de ser un regalo envenenado. Pero puedo tener el orgullo de que está escrita y pensada. No es una canción de Georgie Dann»

 

Octubre 2004 – Suplemento De Marcha

– Te piropea gente como Celia Cruz, Alanis Morissette y Chrissie Hynde (Pretenders). Y tú vas y cantas con ellas. ¿Qué les das?
– Es una cuestión artística. Los artistas españoles estamos acomplejados. Pensamos que nuestras ideas no son tan buenas como las de los demás. mi contacto con estos artistas internacionales viene por la música. Alguien, al otro lado del mundo, escucha algo tuyo y le gusta. Por encima de la importancia que nos dé el negocio está lo que nosotros somos. Tenemos ideas y nos interesan las de los demás.

– ¿Por qué tanto remojón político? Perdón, pero ¿los artistas no podéis dejar a cada uno que vote lo que quiera?
– Es un compromiso como artista, algo personal. Te afecta el mundo que te rodea. Cuando hablo de la política de EE UU, lo que quiero decir es que aquello no es una democracia, no nos engañemos. Hay dos partidos que son casi lo mismo. Si eres mínimamente sensible, debes quejarte, como hacen esos grupos de la Gira por el cambio.

→ Ver aquí el artículo original.

 

«Mi canción es una forma de reivindicar que el mundo mola, que las personas no somos monstruos, que todo no es una mierda. Valorar el hecho de estar vivo cada mañana. Que un día como hoy salga el sol aunque empiece una puta guerra»

 

Marzo 2003 – Suplemento De Marcha

– ¿De verdad sigues viendo las cosas bonitas entre tanta fealdad?
– Desde luego que sí. De hecho, la canción Bonito es una forma de reivindicar que el mundo mola, que las personas no somos monstruos, que el mundo no es una mierda. Si no queremos que pasen esas cosas, podemos empezar por sonreír, que si queremos un mundo mejor hay que luchar por él. En el mundo hay gente que no mola, pero también hay gente que mola. Y es gracias a esa gente que el mundo funciona.

– ¿Ese es el estado anímico bajo el que nacen tus canciones?
– Es mi actitud de vida. Una actitud muy realista y muy responsable. Yo soy un tío optimista, quizá por carácter, pero también creo que esa es la manera de arreglar las cosas. Creer que vale la pena estar aquí. Hay que valorar el hecho de estar vivo cada mañana. Que un día como hoy salga el sol aunque empiece una puta guerra.

→ Ver aquí la entrevista original.

 

Mis portadas a Pau Donés - Jarabe de Palo. Suplementos De Marcha (prensa regional del Grupo Prisa) y 40 Magazine (revista nacional de Los 40 Principales).

Mis portadas a Pau Donés – Jarabe de Palo. Suplementos De Marcha (prensa regional del Grupo Prisa) y 40 Magazine (revista nacional de Los 40 Principales).

 

 

Marzo 2001 – Revista 40 Magazine

– ¿Estás de vuelta de algo?
– Yo, de nada. Y ese es el mensaje del disco. Pretendo hacer una reflexión sobre esa actitud juvenil de estar de vuelta de todo. Es un error creer que la vida no te puede sorprender. Seguro que ha habido días en los que me he levantado de vuelta de todo, pero no es una buena actitud.
– ¿La popularidad influye en que a veces sientas que estás a vuelta de cosas?
– No, nunca. Lo que pasa es que tienes que asimilar cosas diferentes, como que la gente te mire. Aún hoy no llevo bien ese punto de popularidad. Te sientes observado y llega un punto en el que casi te emparanoias y crees que te miran, pero a lo mejor no lo hacen. Por eso me he cortado el pelo.

→ Ver aquí la entrevista original.

 

«Para mí el fracaso es la vida que llevaba antes, que me hacía ser un tío amargado. No me gustaba mi trabajo de publicista. Me pasaba ocho horas sentado en una oficina con la única ilusión de que llegara el fin de semana»

 

Mayo 1999 – El Correo de Andalucía

«No quiero ser artista. No sueño con ser Loquillo ni Rosario. Solo quiero ser Jarabe de Palo, un tío que canta y graba discos. Lo del artisteo me interesa muy poco». Luego lo confirmaría cuando subió a recoger un premio musical con una camiseta de Extremoduro. (…) «Algunos creen que el éxito es ser poderoso y tener un mercedes. Para mí es intentar ser feliz cada día». (…) Y en portada, un pintor de brocha gorda. «El color de la vida es del que uno la pinta, no del que te dicen que es. El futuro lo construye uno mismo, cada cual se pinta su propia existencia». ¿Y esa iconografía de la sardina? «Nosotros hacemos música para todo el mundo y el kilo de sardinas cuesta en el mercado 200 pesetas. Es el pescado que puede comer todo el mundo».

→ Ver aquí el artículo original.

 

Diciembre 1998 – Revista WM?

«Para mí el fracaso es la vida que llevaba antes, que me hacía ser un tío amargado». (…) «No me gustaba mi trabajo de publicista. Me pasaba ocho horas sentado en una oficina con la única ilusión de que llegara el fin de semana». (…) «Yo vivía en una nube hasta que me di cuenta de que lo más importa en la música no es la calidad de una canción, sino el negocio que crea. El negocio es un noventa por ciento y la música solo un diez. Eso me entristece bastante». (…) «La Flaca acabó por ser una canción de verano, lo que no deja de ser un regalo envenenado. Pero puedo tener el orgullo de que está escrita y pensada. No es una canción de Georgie Dann».

→ Ver aquí el artículo original.

 

© Quico Pérez-Ventana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *